07
January
2013

E. Blog

Por José Gordon

(Fragmento El Cuaderno Verde, Reforma 13-Jul-2007)

En el laberinto de la identidad, los giros y ritmos musicales son uno de los elementos que más claramente distinguen a una cultura. Para apreciar esto basta ver la adaptación de los Beatles a la música tropical: la melodía de I want to hold your hand, toma la impronta caribeña. El resultado es fascinante. El momento de la traducción es igualmente importante. Es cierto que la letra en español tiene que acomodarse a los compases, pero el contenido se relaciona finalmente con la forma de ver el mundo en la cultura caribeña: "Oye negrita linda, deja de vacilar/ Dime si tú me quieres y dame tu mano ya". Un grupo hindú que interpreta a los Beatles traduce la misma canción con las siguientes palabras: "Mi corazón te ama. Nos encontramos por el destino y creamos falsas promesas". La marca de la casa está más que pintada. En esta misma vena es inigualable oír a Celia Cruz cantar Obladi Oblada de los Beatles: "Pedro en la tarima suena su trombón/ Celia con la orquesta va a cantar/ Pedro dice a Celia eres un bombón/ y Celia sonriente empieza a tararear/ Obla di Obla da, vamos pa'lla".

Recientemente, en el Segundo Encuentro de Periodismo Cultural del Noreste su organizador, Mario Saavedra, nos invitó a un concierto en el Teatro de los Héroes en Chihuahua. Escuchamos a la talentosa Shuhuan Wang, de origen chino, quien participó como solista invitada para interpretar el Concierto para violín y orquesta en Re menor Op. 77 de Brahms. Al término del concierto le pregunté a un gran amante de la música, mi amigo el periodista Pablo Espinosa, si había notado alguna impronta china en algo que se supone tan neutro como la música clásica. Me comentó que en la libertad de la cadenza de esta obra, el violín tenía tonalidades y acentos de un instrumento chino. Al día siguiente, hablamos con los participantes del seminario sobre la necesidad de arriesgar la propia percepción cuando hacemos crítica cultural, puse como ejemplo la impronta china que Pablo había escuchado. Entonces vino una emocionante confirmación.

La periodista Tita Delgado nos comentó que dos días antes del concierto había entrevistado a Shuhuan Wang. Ella le dijo que el momento en que su espíritu fluía con plenitud era justamente cuando interpretaba la cadenza. Ahí se volcaba todo su ser, todos los acentos de su mundo.


Beatles Tropical

http://www.youtube.com/watch?v=nTXgE_LMZb8     

Indian Beatles

http://www.youtube.com/watch?v=F5ky5ClIjL8       

Beatles Tin Tán

http://www.youtube.com/watch?v=arfruOsQIAg     

Beatles Tango

http://www.youtube.com/watch?v=dTl2IsVPP18    

Beatles Bossa Nova

http://www.youtube.com/watch?v=gCLTXomHW34  

Categories: Blog - Imaginario colectivo -

Comments (0)

Leave a comment

You are commenting as guest.

Los editores

PP-Gordon


José Gordon
 (México, D.F., 1953). Novelista, escritor de ensayos y traductor. Su trabajo en la televisión como conductor del Noticiario cultural 9:30 y del suplemento literario Luz Verde, en Canal 22, fueron calificados por el escritor Augusto Monterroso como "dignificantes del periodismo cultural".

Es autor, entre otros libros, de Tocar lo invisible, una exploración de las posibilidades que abren el arte, la ciencia y la imaginación; la novela El libro del destino, considerada por el suplemento cultural El Ángel como uno de los tres mejores libros del año 1996. Dirige y conduce La Oveja Eléctrica, revista de ciencia y pensamiento de Canal 22. Escribe y conduce la serie de cápsulas televisivas Imaginantes.


Rafael

Rafael Cessa. Es veracruzano. Además, estudió una licenciatura en filosofía y una especialidad en enseñanza de lengua y literatura. En su tiempo libre colabora con distintas organizaciones nacionales e internacionales en proyectos culturales, educativos y de formación de lectores y mediadores de lectura. Desde hace un par de años, sus actividades están enfocadas a la atención de públicos juveniles, trabajo que disfruta enormemente. Sus editoriales favoritas son Anagrama, Sexto Piso y Páginas de Espuma (no necesariamente en ese orden). La revolución digital en el mundo del libro no le impide dormir sus horas.